Elegido el vestido, los zapatos y el look beauty, y no necesariamente en este orden, lo siguiente en lo que suelen pensar nuestras novias son en las joyas que lucirán en su gran día. Aunque no lo creas, son casi igual de importante que el resto de imprescindibles del look nupcial y que estudiadas y meditadas, las joyas elegidas te dará el toque final que tanto buscas. Aportan luz, brillo, color, elegancia, distinción… ninguna novia, por discreta que quiera ir, se olvida de sus pendientes o de su anillo de pedida.