“¿PUEDO BAÑARME CON MI RELOJ?”

La innovación y asegurar la estanqueidad de los relojes son dos pilares fundamentales en la relojería; pero concretamente para la filosofía ROLEX, son parte de su esencia. Desde sus inicios ha buscado estar a la vanguardia de las mejoras en hermeticidad y fiabilidad.

Ya en 1926 se da un paso sin parangón en el mundo relojero gracias a la creación del primer reloj de pulsera a prueba de agua y polvo, bautizado como Oyster. ROLEX, con su fundador Hans Wilsdorf a la cabeza, lo consiguió con la creación de una caja sellada herméticamente que garantizaba la protección óptima del movimiento.

Afirmar que un reloj es hermético no es lo mismo que demostrarlo. Por lo que, en 1927, un Rolex Oyster atravesó el Canal de la Mancha en la muñeca de la nadadora inglesa  Mercedes Gleitze. La travesía duró más de 10 horas y, una vez finalizada, el reloj seguía funcionando perfectamente.NOTICIA ROLEX

En 1953 se produce el lanzamiento del primer Rolex Submariner. El reloj, equipado con el nuevo sistema patentado Twinlock, era sumergible a 100 metros. El sistema Twinlock garantiza la hermeticidad de la corona de cuerda enroscada gracias a dos zonas selladas: una dentro del tubo de la corona y otra dentro de la propia corona. Más tarde, el mismo año, el Submariner consigue la increíble profundidad de 200 metros.

Ya en 1970, ROLEX desarrolla la corona Triplock, sistema que proporciona un nivel de estanqueidad en condiciones de inmersión superior al de la corona Twinlock. Siempre en busca de ser la vanguardia en este ámbito, en 2008 se lanzó el sistema de hermeticidad Ringlock.  El Rolex Deepsea debe su excepcional fortaleza, hermeticidad y resistencia a la presión a este exclusivo sistema. Esta innovación permite que el reloj resista la colosal presión del agua a 3.900 metros (12.800 pies) de profundidad.

Pero, ¿puedo bañarme con mi reloj?

Existe controversia y confusión cuando hablamos de estanqueidad. Los conceptos de “Water Resistant”, “Water Proof” o “Diver Watch” no están claros cuando hay que concretar el uso del reloj en mojado.

Por eso os proponemos una serie de claves de cara al verano para saber si debemos bañarnos en la playa y en la piscina con nuestro reloj.

  1. No todos los relojes water resistant son sumergibles.

Los relojes water resistant son considerados sumergibles cuando pueden soportar una presión de 10 ATM. Si no soportan por lo menos 10 ATM son relojes impermeables o poco impermeables.

  1. Si pone “Water Resistant 50m”, ¿me puedo sumergir hasta 50 metros?

No, no tiene nada que ver con la profundidad real de inmersión, éste es uno de los errores más comunes. Los fabricantes realizan pruebas de presión estática en unas condiciones controladas que es muy improbable, por no decir imposible, que se den en la práctica, por lo que no nos sirve.

  1. Existe una serie de reglas para saber hasta dónde le podemos “sacar partido” a nuestro reloj:

WR 30 metros (3 BAR) = salpicaduras accidentales, lluvia.

WR 50 metros (5 BAR)= natación recreacional, pesca.

WR 100 metros (10 BAR)= natación, buceo con tubo, navegación y deportes náuticos.

WR 150 metros (15 BAR)= buceo con escafandra y diving.

WR 200-1.000 metros (20-100 BAR)= submarinismo de profundidad profesional.

 

  1. Tabla water resistance Coronas y botones mejor no tocarlos.

No abras la corona ni presiones los pulsadores mientras el reloj esté en el agua o esté húmedo, a no ser que en el manual de tu reloj indique expresamente que puedes hacerlo.

 

  1. Tengo vaho y pequeñas gotas en el cristal.

Si en el interior del cristal del reloj aparece vaho o manchas de agua significa que ha entrado agua en tu reloj. Nunca lo intentes secar con aire caliente, ya que acelera el proceso de oxidación. Lo ideal es llevarlo a un relojero profesional para que abra, lo seque bien y a continuación lo limpie, lo revise y le haga el cambio de juntas correspondiente.

 

  1. Si tienes dudas, no te mojes.

En caso de duda nunca te bañes con el reloj. Consulta el manual de uso o a un relojero profesional. Más vale mirar o preguntar que lamentar.

 

En Joyeria San Eloy hemos aumentado nuestro stock con toda una gama de relojes herméticos,  impermeables  y sumergibles para que pueda elegir el que más se adapte a sus necesidades.

Estamos dispuestos a asesorarle en todo momento para que su elección sea la más correcta.